¿Por qué es conveniente hacer mi testamento?

¿Qué es un testamento?

Es la única forma legal, segura y eficaz para que cuando una persona fallece sus bienes y derechos vayan a quien ella decida. Así, los herederos no reciben problemas sino un apoyo en una época de por sí difícil. El testamento se puede hacer a partir de los 16 años de edad.

¿Cómo se hace un testamento?

El testamento se hace ante Notario. No se requieen testigos salvo en casos especiales (no saber/poder firmar, no saber/poder leer, o carecer de la vista o del oído), o si así lo solicita ya sea el interesado o el Notario.

El testamento puede hacerse cuantas veces se desee. Solo es válido el último testamento que se haya realizado legalmente. Cada vez que se hace un nuevo testamento, el anterior se invalida automáticamente.

Una copia del testamento se entrega a quien lo otorga. El original queda siempre en el libro (protocolo) del Notario.

Si se extravía el testamento, el Notario puede expedir otra copia del mismo o señalar qué hacer para obtenerla.

¿Qué más contiene un testamento?

Usted decide:
Quién entregará sus bienes a los herederos: el Albacea.

A quién enconmendará el cuidado y educación de sus hijos menores: el Tutor.

Quién vigilará que el Tutor desempeñe bien su cargo: el Curador.

Si quiere dejar una pensión alimenticia para una persona especial.

¿Qué pasa si usted no hace testamento?

Su familia se enfrentará a gastos considerables y perdidas de tiempo. Con frecuencia, también se enfrentará a problemas muy serios entre quienes consideren tener derecho a recibir los bienes del d¡funto.

Cuando alguien fallece sin haber hecho un testamento, el interesado se tramita en una Notaria si se cumplen ciertos requisitos de ley, o ante un jusgado de lo familiar con ayuda de un abogado.

Cuando alguien fallece sin haber hecho su testamento, el juez o el Notario que atiendan el caso determinan que personas son las herederas por ley.